Feminismo presente en Hollywood

Celebridades de la industria del entretenimiento se reunieron en Washington DC, para protestar en contra del 45º presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y en defensa de los derechos de las mujeres, la igualdad de género, la diversidad y los derechos humanos.

Artistas de la talla de Madonna, Jualianne Moore, Natalie Portman, Emma Watson, Alicia Keys, Miley Cyrus, Katy Perry, Scarlett Johansson, Michael Moore, Janelle Monáe, America Ferrera, entre otras, y miles de personas asistieron a la manifestación.

La Reina del Pop, Madonna ha sido una de las primeras oradoras. “Por la rebelión, por nuestra negación como mujeres a aceptar esta nueva era de tiranía, cojamos este horrible momento de oscuridad para despertar de una vez”, ha expresado Madonnna.

El movimiento surgió debido a que el candidato, Trump, fue elegido presidente de la república, y en su campaña ha pronunciado declaraciones denigrantes hacia las mujeres.

La cantante Janalle Monáe también ha intervenido: “Quiero recordarles que fueron mujeres quienes nos dieron a Martin Luther King Jr., y de acuerdo con la Biblia fueron mujeres quienes nos dieron a Jesús”, sostuvo Monáe.

El fenómeno que provocaron estas mujeres ha sido histórico, debido a que las protestas no se limitaron a la capital Americana, sino que tuvieron el apoyo de todo Estados Unidos, y en el resto del mundo. Ciudades como Madrid, Londres, París, Berlín, entre otras.

¿Qué tan importante es la fama de estas protestantes? La fama juega un papel importante, debido a que el alcance del mensaje fue mayor, gracias a sus seguidores. Estas mujeres de la industria del entrenamiento causaron revuelo en las redes sociales, y ¿cómo no hacerlo cuando Trump es tu presidente?

Tal vez estas mujeres no sean los mejores ejemplos a seguir, sin embargo, tienen razón en una cosa: la misoginia debe parar.

El feminismo como hoy en día lo conocemos, ha sido un movimiento que existe desde la Antigüedad, hace muchos miles de años. Las mujeres buscaban la participación en todos los ámbitos de la vida, en la política, en la economía y en lo social. La teoría feminista otorga al género como ordenador social y como medio de identificación. Para las feministas posmodernas (este grupo de mujeres protestantes) se les es imposible catalogar a la como “única” ya que comprendemos que las mujeres son muy diferentes dependiendo de nuestras propias experiencias según nuestra edad, clase, raza, etnia y cultura.

Las feministas entendemos que el género tiene sus propias características, y los hombres y las mujeres somos muy diferentes, pero estas diferencias sirven para complementarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *