Es difícil comprender la dimensión de dolor que los niños africanos sufren: Orlando Bloom

El actor británico Orlando Bloom visitó hace algunas semanas un campamento de niños y familias afectadas por la violencia en el sureste de Níger.

                                       Orlando tomándose una selfie con niños en Diffa. Foto: People

Bloom conocido mundialmente por representar al príncipe elfo “Legolas” en la trilogía El Señor de los Anillos, fue nombrado en 2009 embajador de Buena Voluntad del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). Como parte de su papel ha viajado a las diferentes zonas de conflicto en diversas ocasiones.

El pasado febrero el actor viajó a la región de Diffa que se localiza en el sureste de Níger para hablar sobre la crisis humanitaria que sufre la población. Desde mayo de 2013 Nigeria decretó Estado de emergencia en Adamawa, Borno y Yobe ocasionada por el conflicto entre el grupo terrorista Boko Haram y los ejércitos de la zona. Debido a ello, miles de personas han sido desplazadas y buscan refugio en la región de Diffa.  La llegada de las personas se ha intensificado ya que el conflicto aún no tiene solución y actualmente existen más de 240.000 desplazados internos y refugiados, entre ellos alrededor de 160.000 niños.

               Bloom platicando con una niña en un campamento en la región de Diffa. Foto: People

“Como padre es difícil para mí imaginar cuántos de estos niños están atrapados en este conflicto. Durante mi viaje he oído historias terribles sobre niños huyendo a pie, dejando todo atrás, incluyendo la seguridad de sus hogares y aulas”, sostuvo Bloom.

En Níger, Nigeria, Chad y Camerún alrededor de 2,3 millones de personas se encuentran desplazadas, dando como resultado una de las peores crisis ocurridas en África.

Como parte del recorrido Orlando también visitó la provincia de Bosso. En 2016, el grupo terrorista Boko Haram realizó un ataque en diversas localidades del distrito de Bosso, ocasionando que alrededor de 40.000 personas se vean obligadas a huir.

                                Campo de Yebbi en Bosso, en la región de Diffa. Foto: Médicos sin Fronteras.

En el artículo 1 de la Convención sobre el Estatuto de Refugiados de 1951, se establece la definición de refugiado: “debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social y opiniones políticas, se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de tal país”. Todos tenemos derecho a ser recibidos en diferentes países y es por ello que la Organización de las Naciones Unidas y sus diversos socios han incrementado el apoyo a miles de familias dándoles acceso a agua potable, educación, vacunas, entre otros.

Sin embargo, la problemática en muy amplia y las zonas de conflicto son de difícil acceso debido a la inseguridad, esto ocasiona que la inversión económica crezca. Es importante que brindemos nuestro apoyo con donativos ya que estas poblaciones dependen totalmente de la ayuda humanitaria para sobrevivir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *